Subiendo las vibraciones en el hogar

Subiendo las vibraciones en el hogar

 

Estoy segura de que más de una vez cuando has entrado a un local has dicho algo parecido a “uff, que cargado está esto”, y no precisamente por el humo.

E igual alguna vez has querido salir del centro comercial en el que estabas comprando porque “no podías más”.

O has ido a comprar una casa y has salido de allí pensando que la casa “no te mola”.

E incluso has salido de un museo con una sensación rara…

 

Te describo estos ejemplos, porque siempre es más fácil identificar las vibraciones fuera de nosotros y de nuestro entorno. Pero, del mismo modo que locales, museos y centros comerciales se cargan con bajas vibraciones ( o altas), tenemos que admitir que a nuestra casa le pasa mismo.

 

Y la realidad es que estamos más a gusto cuando la vibración que nos rodea es alta. Por eso nos gusta salir de la ciudad, e ir al campo, mar, montaña… donde la vibración por defecto suele ser más alta

¿Qué es lo que contribuye a la vibración de la casa?

Hay casas acogedoras, que son aquellas que tienen una vibración alta y casas que las sientes espeluznantes, que son las que tienen una vibración baja. Y es que con el paso del tiempo, nuestra casa acaba adquiriendo vibración propia. La vibración de nuestra casa es una mezcla de:

  • Las peleas, discusiones, muertes de familiares o cualquier otro hecho que suceda en algún momento de tu vida, califiques de negativo, no solo bajas tu vibración, sino que también baja la vibración de tu casa. Así como las quejas y lamentos continuos. Recuerda que ya hablamos en su momento de que la queja gasta energía emocional, pero no mencionamos esto: esa energía también se queda en la casa, en el lugar de trabajo, y baja la vibración circundante.
  • La vibración de las personas que viven allí, de las que entran de visita o incluso a arreglar o limpiar algo.
  • De los sucesos acaecidos en la antigüedad. Si el terreno fue un campo de batalla, una cárcel, un hospital, una iglesia, un sanatorio o, incluso un cementerio.
  • Los muebles que están en la casa, también tienen energía propia, sobre todo si son herencias o muebles antiguos recuperados en mercadillos. Así como objetos usados como decorativos, pero que traen la energía propia de la figura que representan: budas, virgenes, santos, cruces, máscaras, guerreros, armas, animales disecados, piedras, cenizas de difuntos….
  • Determinadas acciones en nuestro día a día, como prender velas por los difuntos… Esto no se debería de hacer en casa.
  • El exceso de objetos guardados y que no usamos.

¿Porque limpiar energéticamente?

Después de lo que te acabo de contar, repasa mentalmente los objetos que tienes a tu alrededor. Piensa que igual que tú vibración les afectas a ellos, su vibración te afectan a tí. ¿Realmente quieres que una vibración que no sea tuya te afecte?

¿Vives de alquiler…? ¿cuánta gente ha pasado por esa casa y ha dejado sus vibraciones?

¿Tu edificio es antiguo?

Cómo limpiar la casa. el hogar, la oficina…

Realmente, lo que vamos a hacer es eliminar las bajas vibraciones de la zona en la que estamos limpiando para permitir que las altas se asienten y así nuestra casa sea acogedora, cálida…

Muchas personas mayores, solían decir, “Ventila el cuarto, que está cargado” y es esa misma intención, la que vamos a usar para eliminar las bajas vibraciones.

Para limpiar la casa de bajas vibraciones puedes:

– Echar sal en las esquinas de las casa e ir barriendo en dirección a la entrada.

– Sahumar la casa

– Darle a los objetos un baño de sol o de luna

– ….

Lo que yo te recomiendo es que limpies como lo harías normalmente, pero pensando en recoger las bajas vibraciones:

  • Con un trapo, recoges las energías de los objetos. No te olvides de limpiar el trapo con agua antes de usarlo para limpiar más cosas. 😉
  • Con la escoba, usa la intención de llevar las bajas vibraciones hacia la entrada.
  • Ventila, pensando en que el airea, airee, las bajas vibraciones de la casa. Y se lleve unas cuantas.
  • Revisa objetos que lleven mucho tiempo en casa, que no te gusten, que estén rotos… tíralos si lo ves oportuno, así como la ropa que no uses. Los objetos estancados, estancan las vibraciones.

 

Limpiezas energéticas desde los registros akásicos

Nuestras casas al igual que están inscritas en el catastro en el plano físico y poseen leyes jurídicas asociadas en este plano físico, tienen en otros planos sus propios registros.

Y eso es lo que pasa en el plano del akasa. Todas las casas tienen su propio registro akásico, y se puede modificar la vibración de la casa desde ese plano.

Las ventajas de limpiar desde los registros akásicos, es que se pueden eliminar las bajas vibraciones de los tiempos remotos. Es decir, si nuestra casa está construída en un campo de batalla, esa vibración se puede transmutar, armonizando su función actual con lo que es.

Accediendo a los registros akásicos también se pueden leer algunos de los bloqueos de los que hablábamos antes: como las bajas vibraciones de las personas que habitan/habitaron la casa, o pasaron por ella, o las bajas vibraciones de los objetos.

vibracionesPero también se pueden leer otros distintos: almas que por diversos motivos están en este plano y no pueden/ no quieren/ tienen miedo de marcharse.

Anímate, limpia tu casa de bajas vibraciones

La vibración de tu hogar esta en tus manos. Y te lo agradecerá siendo más acogedor.

 

Respira para vivir, no sobrevivir
la vida

Recibe frases como esta en tu correo, así como información de eventos de esta web.

Gracias por suscribirte

¡Upss! Algo fue mal

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies