Registros akásicos

Registros akásicos

En esta entrada te voy a hablar de la que para mí es la mejor biblioteca del mundo: los registros akásicos.
Dondé está, que libros encuentras, como funciona y como puedes ir a verla.

Registros akásicosLa mejor biblioteca del mundo: los registros akásicos

La mejor biblioteca del mundo es la de los registros akásicos. El otro día le explicaba a un amigo como era.

La biblioteca akásica esta situada en el plano del akasa. Y en ella se guardan todas las experiencias de todas las personas, del mundo mundial (como dice mi hijo). Se guardan todas las vidas, pasadas, paralelas, presentes, intenciones, motivaciones, eventos… Ten en cuenta que lo que se hace es registrar lo que pasa. Es decir, el libro está en blanco y se van registrando las cosas según van sucediendo. El libro plasma.

¿Que tipo de acceso tenemos a la biblioteca?

Podemos acceder a nuestro libro de registros akásicos.  El de esta vida y el de las otras. Así como a todos los libros de tu familia.

Una vez que tienes un hijo, tienes disponibles los libros de toda la familia de tu hijo. Antes de que tengas un hijo, el libro de tu pareja estará disponible para ti, siempre y cuando hayas pedido permiso. ¿Porque puedes leer esa información? porque te afecta a nivel energético.

En general, esta disponible cualquier libro siempre que tengas permiso para leerlo. Normalmente, permiso de la persona cuyo libro quieres leer.

También tenemos permiso para leer los libros de aquellos sitios que son públicos, siempre y cuando tengamos relación con ellos.

Restricciones de lectura

Las restricciones van en función de tu nivel de desarrollo personal. Se tiene acceso siempre y cuando tu intención sea el bien mayor. Si tienes intenciones de cotillear…. el bibliotecario te cerrara el paso, y te dirá que no, si insistes empezara a farfullar, o a darte información incoherente.

 ¿Quien gestiona mis libros?

Tú, bueno, una parte de ti.

¿Que se puede hacer en ella?

Se pueden leer los registros akásicos, y se pueden sanar algunos de los registros, con sanación akásica. No en la vida en la que ocurrieron, sino los efectos de otras vidas o bloqueos en esta. 

Recuerda, la única limitación es hacer un buen uso de ellos. Eso implica que no se puede cotillear. Y tampoco  te van a dar consejo sobre que hacer. Recuerda que el bibliotecario no puede violar tu libre albedrío. Es decir, no puede tomar una decisión por ti.

¿Puedo ver la biblioteca de los registros akásicos?

Pues sí. Toda persona puede llegar a ver la biblioteca en meditación/visualización. No te preocupes por si tu nivel de meditación/visualización es mejor o peor. Si es necesario que la veas, tus guías te ayudaran a llegar.

Recuerda para meditar / visualizar: prepara un entorno tranquilo y sin distracciones, en un momento en el que no te vayan a molestar. Música suave si prefieres evitar ruidos de fondo… ponte en una postura cómoda, y respira hasta que relajes todos tus músculo.

¿Como llego a la biblioteca?

Ahora toca decidir como quieres llegar a tu biblioteca… yo suelo empezar andando por un camino, o saliendo por la puerta de mi casa, que da a un jardín, o a otro “sitio sorpresa”.

El día que decidí viajar a la biblioteca, después del camino, apareció un helicóptero, para sobrevolar el mar y llegar a un edificio moderno bañado por el sol, sobre un acantilado.

Ese es el aspecto de mi biblioteca por fuera. Tanto el edificio de la biblioteca, como su bibliotecario es distinto para cada uno de nosotros. Puede ser un monasterio, un edificio minimalista, el salón de tu casa, la biblioteca de alguna película, la de tu pueblo, o una que hayas visitado, una cafetería con libros… y el bibliotecario y los libros, van a acordes con la biblioteca. Eso sí, siempre se ven libros, no está digitalizada 😉 . Y siempre te vas a encontrar super agusto allí.

Cuando llegues a la biblioteca puedes pasear por allí, ver lo hermoso del sitio, y el ambiente de paz que se respira. El bibliotecario que se te aparece, eres tú. 😉 Y según lo que tu juzgues que estas preparado para ver, veras solo el libro o podrás leerlo.

En cualquier caso, es una experiencia impresionante. Y más adelante, puedes volver, e incluso, llegar a hablar con el bibliotecario. El, que eres tú, gestiona tus libros.

Yo ya he visitado la mía ¿y tú?

Respira para vivir, no sobrevivir
la vida

Recibe frases como esta en tu correo, así como información de eventos de esta web.

Gracias por suscribirte

¡Upss! Algo fue mal

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies