Ordenando la abundancia

Ordenando la abundancia

Ordenando la abundancia

En el mundo en el que vivimos es casi un hecho consumado que un montón de cosas acaban entrando por la puerta.

Por mucho que intentas reducir el consumo, re-pensar dos veces lo que compras, cambiar los libros físicos por digitales, los CD por música digital y otras estrategias varias…. el caso es que al final acaban entrando cosas por la puerta, montones, y montones de cosas: desde la compra, pasando por recados, los nuevos proyectos en los que te embarcas, el arnes para tu mascota en el coche, o el jersey que te da tu amiga porque te va a quedar genial….

Y todo esto multiplicado por los habitantes del hogar.Ordenando la abundancia

Hogar en el que si hay niños la entrada de cosas es ya exponencial….

Y eso sin hablar de la información que te llega al teléfono: correos, grupos de whatsapp, facebook, pinterest  y demás.

Te pasas medio día organizando. Organizando cosas e información. Buscas métodos para que te ayuden a organizar todo. Lees  distintos libros de organización como el de Marie Kondo,  sobre minimalismo. Miras imágenes de armarios organizados en la red, para que te inspiren, y te ayuden a colocar las cosas.

Cosas de la vida, organizar las cosas se convierte en un proyecto nuevo que trae más cosas….jajajaj  

 

Manifestación de la abundancia

 

Lo que tengo muy claro es que todas estas cosas que entran por la puerta de mi casa, son una manifestación de la abundancia. La abundancia que fluye hacia a mi.

Por ello, por ser abundancia, no te pelees con las cosas. Deja que entren, y saca las que no uses ya. Pero no desde una actitud de que me estorban / acumulan polvo… sino desde la gratitud por el tiempo en el que te sirvieron.

Crea un flujo de abundancia, cosas que entran, cosas que salen.

Para ello, imagina un rio, un rio enorme que fluye. Lleno de vida, el agua va creando remansos verdes, todos bellos.

Uno de ellos tiene una entrada de arena fina y suave, te acercas, descalzas y metes los pies en el agua. Sientes la arena, sientes el agua, el sol, siente esa abundancia y observa cómo fluye… sumerjete. Observa, como algunas gotas se quedan sobre tu piel más tiempo que otras.

Mira ese río infinito, e imagina las cosas que quieres que fluyan hacia ti. Mira como se acercan, poco a poco, hasta el remanso de tu playa.

Así es como siento yo la abundancia de cosas, fluyendo a mi alrededor. Yo no las distribuyo porque no es mi tarea

Sencillamente, las disfruto.  

 

y tú ¿Disfrutas?

Respira para vivir, no sobrevivir
la vida

Recibe frases como esta en tu correo, así como información de eventos de esta web.

Gracias por suscribirte

¡Upss! Algo fue mal

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies