minimalismo

Minimalismo

La preocupación por los objetos que tenemos en casa, el donde está esto, toca limpiar… es un gasto de energía.  Energía que puedes usar en otra cosa. Por eso, hoy hablamos de minimalismo. ¿Qué es?; Ventajas;  mi experiencia y mis recursos: Valedeoro.es

Para mí, el minimalismo es una herramienta que nos ayuda a priorizar. Un hábito que puede mejorar nuestra calidad de vida.

¿Qué es el minimalismo?

Definir el minimalismo como “reducir a lo esencial” es una definición muy pobre.

A mí, la definición que más que cuadra es la leí en Vale de Oro: “el minimalismo es una herramienta que permite sacar lo superfluo de tu vida para poder enfocarte en lo importante.”

Yo necesito equilibrio.

Y por superfluo entiendo lo que no uso. Eso que “acumula polvo” que cuando lo miro ya solo veo el espacio que ocupa, y el trabajo que implica y no la belleza por la que llego a mi casa.

Eso que cada vez que lo miras te arranca un pensamiento, tipo “¿que hago con esto?” hasta que, harto, lo metes en una caja/cajón.

Pues no lo metas en un cajón: tira/recicla/vende/regala/arregla.

Se necesita equilibrio entre lo que entra y lo que sale. Si tu hobby es hacer pasteles, y tienes distintos moldes de tartas cupckes, y moldes para la manga pastelera…no tienes que reducirlos a uno. Los usas. Los disfrutas…asegúrate que están en buen estado, tira los rotos, los duplicados, los que no uses… pero si antes de eso pasaste por una etapa de hacer sushi, y los utensilios para eso llevan años en un cajón que no abres… pues ya sabes.

minimalismo

Ventajas de adoptar el minimalismo

Cuidas más tus cosas, ya que valoras lo que tienes, puesto que eres consciente de lo que has invertido al hacer la compra. No sueles comprar por comprar, o comprar por acumular, o por el hecho de que lo viste y lo deseaste, por lo por que además prefieres experiencias.

Las cosas nos alejan de la libertad financiera y de otro tipo de libertad: tiempo. Ten en cuenta, que las cosas las compras, tienes que tenerlas en casa, quitarles el polvo si están expuestas, o en cajas en algún lugar de la casa, lo que puede llegar a implicar comprar una casa mas grande o alquilar un trastero. El pensar que haces con las cosas, donde las guardas… es tiempo que puedes invertir en tu desarrollo personal, en tus proyectos, objetivos o en jugar con tus hijos, lo que prefieras. ¿Cuándo buscas trabajo te limitas a tu ciudad solo por no mudarte?

Si tienes menos cosas, igual puedes cambiar a una casa más pequeña con menos hipoteca, con todo lo que eso significa. ¿Has visto u oído hablar de las tiny houses? Son casas de entre 20-40 metros cuadrados, en principio para remolcar y poner afincarlas en cualquier parte del país. Es tendencia en USA. Pero la gente les esta viendo otras ventajas.

Además ¿has pensado con que pagas las cosas? ¿con dinero? o ¿con tiempo?

Cambias los recuerdos por relaciones. Si vuelves a ver a aquella amiga del instituto, no te da pena tirar aquello que te regalo.

El tiempo que dedicas a limpiar, cunde más. Y además tienes todo más organizado y lo que buscas, lo encuentras más rápido: menos frustración, menos compras dobles, del tipo ¿Dónde está el pegamento?. Y sobre todo la sensación de bienestar cuando tienes la casa recogida, y lista para el día a día, sin complicaciones.

Los vasos de nocilla

Por tal y como es mi casa, en algunos sitios tengo cajas de esto o este espacio para… No tengo trastero, sino una estantería donde guardamos las cosas que no son de diario en cajas etiquetadas, la mayoría transparentes, pero también de cartón. Allí está el árbol de navidad, la decoración de halloween, la taladradora…La teoría es que lo que no cabe va fuera de casa. O se le hace sitio, o se cambia algo de una caja…

Ese mismo principio lo tengo con los vasos de nocilla. A mi niño le encantan. Los hacen distintos según la moda del momento. Los tenemos de los pinguinos de Madagascar, gumball, snoopy, los minions… pero los vasos  solo pueden estar en una balda. Cuando hay demasiados, mi hijo hace la limpieza, y excepto algún vaso que va a sus amigos, el resto al contenedor de vidrio.

Si es cierto, no es lo mínimo. Pero por ahora mientras vamos adaptándonos a los nuevos conceptos, para nosotros es perfecto.

No es lo mismo dar el cambio hacia el minimalismo cuando eres uno, joven, y vives en casa de tus padres, o en un piso compartido que cuando vives en pareja, o tienes hijos. El ritmo de todas las personas de la casa tiene que ser respetado.

Valentina Thorner

Hace muchos años, buscaba una forma de controlar el gasto en casa cuando llegue a la web de Valentina, Valedeoro en la red. Ella se considera a si misma, minimalista y experta en creación de hábitos, así que el año pasado cuando me sentí desbordada por los objetos en la casa; por no encontrar lo que busco…revise su web.

Vale tiene varios proyectos interesantes para ayudarte a empezar, y su boletín trae siempre pequeñas perlas que te ayudan a ir viendo donde puedes aplicar el minimalismo en tu vida.

En nuestra casa, un pensamiento importante entro de su mano:

no se puede cambiar lo que no se mide 😉

He de reconocer que aplico el “Un objeto fuera al día”. Para destrastear la casa. Este reto consiste en como su nombre indica, tirar, reciclar, donar, regalar un objeto al día. Es curioso que, después de tres meses tirando una cosa al día, lo cual son 90 cosas (fueron alguna más, que las iba apuntando 😉 ) la casa se veía igual de llena. Como efecto colateral, destaco a mi hijo, que al verme tirar las cosas, empezó a tirarlas el también.

La ropa es un sitio estupendo para empezar y para ello Valentina os ofrece dos recursos, para mí, impresionantes e imprescindibles.

  •  la guia del armario minimalista: al final del artículo encontrais el link al pdf. ¿Qué os parecería, tener el armario organizado en un fin de semana?,
  • el reto del proyecto333: 3 meses, 33 prendas. Si el re-estructurar tu armario, te ha sabido a poco.

¿Lo que más me gusta de el minimalismo en mi casa?

Me gustaría decir que encuentro lo que busco a la primera, pero todavía tenemos muchas cosas. Pero si he conseguido avances en ciertas áreas.

He reducido la cantidad de papel con la que trabajaba, la cantidad de notas que escribía por todos los sitios con Workflowy(que me recomendo ella – gracias Vale), y ahora una vez creado el hábito, guardo todo lo que necesito en el ordenador.  Estoy todavía entrado cosas escritas de años anteriores. Pero seguimos, poco a poco. Esto es un hábito.

El revisar las cosas, sobre todo el buscarles nuevo dueño, me ha ha hecho repensar mi forma de comprar las cosas. Es difícil, en determinados objetos buscarles una nuevo hogar o una nueva vida. Y es algo para lo que también se necesita tiempo.

¿y vosotros? ¿ya sois minimalistas?

Respira para vivir, no sobrevivir
la vida

Recibe frases como esta en tu correo, así como información de eventos de esta web.

Gracias por suscribirte

¡Upss! Algo fue mal

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies