La virtud de la obediencia

¿Consideráis la obediencia como una virtud?

Estas fechas son las de reflexión, pero también la de la obediencia. Más que que nunca, se oye por todos los sitios preguntas tipo ¿te has portado bien? ¿has sido bueno en el colegio?. Si no haces caso al Profe los reyes no te van a traer juguetes. Y lo oyes en boca de completos desconocidos y no tan desconocidos que increpan a tu hijo en el súper, en la calle…

Mi hijo desde pequeño sabe que eso es un chantaje emocional. Por qué nosotros lo vemos así. Darle algo a un niño para que se porte bien es condicionar su comportamiento para empezar. Da igual que sea grande como la Wii-u que traen los reyes, o pequeño como la pegatina que te pone el profe, la típica carita feliz y/o triste. Todos intentan que los peques, y esta es la clave, SE COMPORTEN DE DETERMINADA. La carita triste es, al fin y al cabo, un castigo que dice que no puedes desafiar a la autoridad.

Que alguien EXTERNO a él le dice lo que está bien y mal. A ciertos niveles eso puede ser correcto, que te vayan dando una guía de cómo comportarte en sociedad, enseñando los trucos y las reglas no escritas.

La raya entre guiar y juzgar es muy fina.

Finísima. El gusto personal de los profesoras y sus creencias limitadoras, influyen en el sticker que le colocan al niño. Si a la profesora no le gusta el tema de la redacción libre, podemos quedarnos sin un escritor. ¿Y si la pintura es demasiado moderna, o ese no era el tema elegido? ?¿ Y sí al niño le gusta el rock y a la profesora no? En todos los casos es probable que no solo no guíen el talento, sino que lo acaben coartando.

obediencia

Otro de las consecuencias de la obediencia es que no se pueden equivocar. El equivocarse está penalizado, no pueden encontrar su propio camino. Para ellos, el éxito es lo que opinan los demás, y las cosas que harán y probaran serán las que piensen que el otro aprueba y la consecuencia es que si hace algo que sabe que no va a gustar se esconderá o no lo hará. Su juicio propio esta invalidado.

¿Y cuando crecemos? Ese dependencia por la aprobación externa sigue vigente. Pensar en transitar por un camino no marcado no nos gusta, por no decir que tendemos a evitarlo. Obedecemos todas las reglas no escritas: estudia, produce, consume.

Si nuestro cerebro fuera un ordenador, la obediencia sería un programa de la placa base.

¿ pensáis que exagero? ¿Habéis oído hablar del experimento de Milgram? Os pongo este vídeo de YouTube.

¿Pone los pelos de punta verdad?

Respira para vivir, no sobrevivir
la vida

Recibe frases como esta en tu correo, así como información de eventos de esta web.

Gracias por suscribirte

¡Upss! Algo fue mal

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies