fbpx
Reto ¿tele? ¿no, gracias?

La televisión en nuestra energía (y 2)

Reto ¿tele? ¿no, gracias?

En el artículo anterior estuvimos hablando de lo que hace la televisión en nuestro cuerpo mental.

Por razones inherentes a la tecnología que usa el propio televisor, cuando nos sentamos delante, nuestras ondas cerebrales pasan de ondas beta a alfa. Puedes leerlo aquí

Así que vamos a seguir con los ámbitos que nos quedan

La televisión en el ámbito físico

Sendentarismo

El mayor problema de la televisión en el cuerpo físico es el sedentarismo. 4 horas sentado…. es mucho.  Ojo, pero es mucho sea cual sea la actividad que realices.

El sendentarismo consigue que:

  • Las arterias se oprimen, impidiendo el correcto flujo de la sangre. Aumentando la presión arterial, lo que contribuye al desarrollo de enfermedades cardiacas.
  • Produce aumento de peso, debido a una ralentización del metabolismo. Y a la falta de ejercicio físico.
  • Dolor de espalda, por que el cuerpo no esta preparado para estar demasiado tiempo sentado.

Sobrepeso

El sobrepeso no solo por no moverte, sino por que adquieres hábitos incorrectos de alimentación, entre ellos destacan el comer más cantidad, y comer cosas menos saludables: pizza delante de la tele; palomitas con la película ; o el cuenco de helado.

Colesterol / Estress

El incremento del colesterol viene del exceso de estrés.

Por que la mayoría de las escenas tienen violencia, y nuestro cuerpo genera adrenalina como reacción. El cuerpo no entiende que lo que estas viendo es falso, un espectáculo.  La adrenalina y el resto de sustancias químicas generadas por el cuerpo, que son fuente de estrés, acabaran generando colesterol.

La televisión en el ámbito emocional

A nivel emocional la televisión te aísla.

Tu serie favorita crea un submundo, y cuando estas con los amigos hablas de los personajes de esa serie, incluso puedes empezar a ver una serie porque todo el mundo en la oficina habla de ello.  Y vives a través de ellos. Sientes sus alegrías y sus penas en vez de vivir la tuyas.

En vez de salir a la calle, y vivir tus alegrías y tus penas.

También condiciona el miedo que vemos en las series. Todo el mundo protegido. Reservando nuestra vida privada, y sin hablar sobre los temas que nos preocupan porque solo son compañeros de trabajo. Olvidando que son nuestros compañeros de camino.

La televisión en el ámbito espiritual.

Una de las cosas que yo considero más importante, es saber a donde quieres ir.  O como suelo decir que ¿Qué quieres ser de mayor? Que como recuerdas es la principal pregunta del ámbito espiritual.

Tener un objetivo, una meta, o como quieras llamarlo, te ayuda en todos los sentidos. Te ayuda a priorizar, a decidir que quieres hacer y que no.

Si estás viendo la televisión, no solo no estás trabajando en tus objetivos, ni creando tus metas. Además estás permitiendo que otros fijen tus objetivos, y absorbiendo sus creaciones.

Si tú no trabajas por tus sueños, alguien te contratará para que trabajes por los suyos.

.

Razones para dejar de ver la televisión

Es tiempo no productivo. Si, y también me pasaba a mi. Cerrar la televisión para hacer algo, y ser consciente de que apenas te queda tiempo en este día para hacer lo que querías hacer.

4 horas la día, (las del telespectador medio) da para muchas cosas… libros, proyectos, paseos, cafés con los amigos.

La calidad de los contenidos es poca, por no decir que es nula. Cada vez hay más canales, y para encontrar algo que ver tienes que pasear por los  ¿Cuántos canales tienes en tu casa?  Los pocos programas «culturales» que quieras ver, se pueden ver muchas veces en el propio canal de internet de la cadena correspondiente, y con menos anuncios.  Si no, dvd, o canales de prepago, son una buena opción. La televisión esta hecha para vender cosas…

La manipulación es palpable. Cada noticiario dice lo que ve con los ojos de quien le paga. Las noticias dejaron de ser neutras hace muchos años. Y de la primera manipulación ni siquiera te das cuenta: los sucesos positivos han sido borrados… como mucho, una noticia positiva en el cierre.

Los anuncios están dirigidos a la parte emocional del cerebro, y te recuerdo que pasa sin ningún tipo de filtro racional. Los anunciantes no necesitan publicidad subliminal. Por eso  a veces, llegas a casa de comprar y te preguntas  ¿Por qué he comprado yo esto?

¿Has probado algún producto nuevo porque viste el anuncio. Te pidió tu hijo un juguete que no tiene ninguno de sus amigos. O ¿te ha pedido en el supermercado algún dulce nuevo?… ¿ alguien entiende los  anuncios de la perfume?. Van, todos, directos al lado emocional del cerebro….

Sí dejas de ver la tele

Una cantidad enorme de tiempo para hacer las cosas para:

Hacer pasteles y cocinar, en vez de ver el canal de cocina.

Decorar la casa con bricolaje, en vez de ver la casa de otros.

Hacer ejercicio en vez de preocuparte por el sobrepeso, y el sedentarismo.

Viajar en vez de……

Hablar con los amigos.

Vivir tu vida

El mundo es más amable, te sientes más optimista sin toda esa negatividad a tu alrededor generada por la caja.

¿Y tú?¿ te animas?

Pd.- Lee, nuestro reto: Saca la tele de tu vida ¡ya!


Propuestas semanales Nexo

Recibe más propuestas semanales como esta en tu buzón.

Gracias por suscribirte

¡Upss! Algo fue mal

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies