la sanación está en los pensamientos

La sanación está en los pensamientos

¿Te ha pasado alguna vez?

Imagina, te duele una costilla, vas al médico. Este pregunta que te pasa, te osculta, te hace pruebas, y finalmente te dice tienes una costalgia, y te receta algo para que no te duela.

Vas a casa… buscas ¿Qué significa costalgia? Y te encuentras, dolor en la costilla.

Imagina que tras un día de lluvia, ves una humedad en la pared. ¿Qué haces? ¿Buscas un pintor que te deje la pared bien? ¿o buscas a alguien que tapone la entrada de agua y luego pinte?

Aquí, esta claro verdad, que la humedad es el mensajero, no el problema. De ese mismo modo, ese dolor en la costilla es un síntoma. No es la enfermedad. Tu cuerpo intenta decirte algo. Y tienes que escucharle. Y cuando hayas escuchado, oído, y solucionado el mensaje que trae el síntoma, este desaparecerá.

Si no le haces caso, el dolor tiende a crónificarse.

La responsabilidad de la curación

La responsabilidad de la curación es tuya. TUYA. Y de nadie más. No, no es del médico, ni del terapeuta. Ellos solo te ayudan con sus conocimientos.

Hay muchas formas de tratar las enfermedades: medicina occidental, medicina tradicional china, reflexiokinesiología, flores de bach, homeopatía, reiki, sanación akásica…Y todas con excelentes profesionales. Pero, que a mi me funcione bien uno, no significa que ese te vaya a funcionar bien a ti.

Y el que te funciona bien a ti, no significa que te vaya a ayudar en todas tus dolencias. Igual te funciona bien para una, y para otras no.

No todos somos iguales. Por eso, un enfoque determinado puede no ayudar a todos.

Si vas a un médico y llegado el momento sientes que con el no avanzas, busca otro enfoque, busca otra terapia. Busca.

Busca hasta que encuentres la solución.

La parte emocional de las enfermedades

¡Tonterías!¡ El cuerpo no reacciona a las emociones! –te oigo pensar.

¿No?

Ahora imagina tu canción favorita. Esa que te produce piel de gallina cuando la escuchas. ¿Ya sabes que canción te digo? Pues esa piel de gallina, es una reacción sencilla a una emoción. Si, se pasa, cuando acaba la canción. Te has emocionado, sabes lo que pasa. Y ya.

Ahora imagina, que lo que entras en schock, una emoción negativa. Tu cuerpo te avisa, con algo ligero…y al principio no molesta. No molesta demasiado.

Pero, pasa el tiempo, el pensamiento se instala. El mensajero se instala, el dolor se instala. Y tu tiendes a olvidar que lo genero.

Entonces sí:

El síntoma es un mensajero de la enfermedad

Las enfermedades tienen una parte emocional.

Y la responsabilidad de la sanación es tuya.

la sanación está en los pensamientosLa sanación en los pensamientos

¿Cómo sanar?

Desbloqueando pensamientos.

Si, es más sencillo de lo que parece, aunque requiere perseverancia y ganas de instropección. Porque, sacar la basura nunca es agradable.

Pero el cuerpo, nos da pistas.

Para un problema en el oído ¿Qué es lo que no quieres oir?. Para la garganta, ¿Qué te callas?

El sistema digestivo ¿Qué es lo que no puedes digerir?

La vida, también nos da pistas.

¿Que es lo que te llevan repitiendo hasta la saciedad las personas que tienes alrededor? ¿Qué tipo de situación se ha repetido varias veces a lo largo de tu vida?

Repasa la entrada la ley del espejo. En ella explico como ver las pistas.

Por último, no te quedes con el dolor. Pasa a la acción. Pide ayuda. ¡Sánate!

Respira para vivir, no sobrevivir
la vida

Recibe frases como esta en tu correo, así como información de eventos de esta web.

Gracias por suscribirte

¡Upss! Algo fue mal

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies