fbpx

La familia y el árbol familiar

La familia y el árbol familiar

La familia y el árbol familiar es parte esencial de esta festividad que esta por llegar

Dentro de pocos días se celebra Samhain, ya sabes, la antigua festividad celta popularizada ahora por el mundo al modo anglosajón: calabazas, dulces y pasajes del terror. Halloween.

Es casi imposible no darse cuenta de que llega. Los centros comerciales y supermercados llevan ya un par de semanas con dulces en forma de zombies, mocos, arañas y bastantes cosas más. Y si no has ido a comprar igual te ha llegado un tutorial por facebook  de como hacer un disfraz, o una tarta con forma de cementerio.

Samhain

Antiguo festival celta que indicaba el fin del verano. Para esas fechas las cosechas ya estaban recogidas y se terminaban de recoger los animales sacrificando los más débiles, aquellos que no  sobrevivirían al invierno.

También significaba otra cosa más. Para ellos era el inicio de la estación oscura, en la que el sol, ya no calentaba, ni hacía crecer las cosechas. El invierno.

Opuesto a Beltane que celebraba el nacimiento y la vida, en Samhain se honraba la muerte.  Se reafirmaba el ciclo de la vida y la certeza de que la muerte no es el final. Se rendía culto a los ancestros.

Los druidas recogían comida para los sacrificios y para las celebraciones comunales. Además los druidas afirmaban que en estas fechas, la separación entre los mundos de los vivos y los muertos mundos se tocan y que había que ayudar a pasar a aquellas almas que se habían quedado estancadas en este mundo. Puesto que este no es su plano. Y están perdidas y desorientadas. En estos momentos los dos planos están muy cerca y es más sencillo que las almas pasen.

Con la llegada del cristianismo Samhain se convirtió en All Hallow´s eve: víspera de Todos los santos. Y con el tiempo a evolucionado hacia Halloween, desbancando Todos los Santos, la Castañada, el Magosto, el Gaztainerre o la Chaquetía.

La familia o el árbol familiar

En fin, volvamos nuestros ojos hacia la familia.

Para que te inicies en estas lides te sugiero la película Coco. Coco es una pelicula de Disney-Pixar, que habla precisamente del árbol genealógico.

Y qué por si fuera poco, transcurre en la noche de Samhain. Así que coge un bol de palomitas y disfrútala. Eso sí, en familia.

No voy a hacerte spoilers. Sin embargo quiero que te fijes en esta escena.  «Recuerdame», dice la canción, «te llevo en mi corazón»

 

Y la cosa es que no solo está en nuestro corazón, sino esta en nuestros genes. La historia de nuestro árbol, sus secretos, sus traumas, sus asuntos pendientes… puede crear e influir en nuestra realidad.

En la película, por un trauma de la matriarca  se prohíbe la música.  Este acto influye absolutamente a todo el árbol familiar hasta que aparece una persona varias generaciones posteriores con suficiente fuerza, valentía y coraje para cambiar ese trauma y devolver el equilibrio a todo el árbol.

Y esto no se realiza juzgando, sino reconociendo y comprendiendo. Y liberando el dolor atrapado.

Como se generan los traumas

Los traumas se generan por no hablar. Por evitar. Por ignorar.

Un ejemplo sencillo. Todas las personas que tienen familiares que han pasado por ejemplo, por una guerra y el familiar «nunca quiso hablar de la guerra»…  es bastante probable que tenga algo que solucionar en el árbol. Eso son historias que están vivas… y crean realidad.

Y si no es la guerra… pueden ser abortos, incestos, divorcios, suicidios, abortos, maltratos, situaciones que se repiten, familiares enfermos… ten encuenta que esto no es como lo vivas tú… sino como lo vivió tu familiar en su época, en la que vivivieron. Ahora aceptamos de forma distinta a por ejemplo, las madres solteras, de como lo hacían a principios de 1900. Y es esa impresión la que se queda en el árbol, en forma de bloqueo energético.

La familia como estructura

La familia es una estructura. Una estructura formada por sus integrantes, sus valores, su moral. Que se inculca a los hij@s. la familia es una comunidad cohesionada, cuyos miembros se apoyan y que garantizan seguridad y protección en donde un ser humano se puede desarrollar de forma sana.

Sin embargo, esta seguridad y protección tiene un contrapeso, la lealtad y la fidelidad al grupo. Esto es casi biología. la pertenencia a la manada.

En película de Coco, esa fidelidad se expresa como que toda la familia es zapatero, zapatero hasta los huesos.

Son las ovejas negras, las que cuestionan los mandatos de su familia y se niegan a seguirlos.  Son las que reciben rechazo y presión para que se adapten y no pongan en peligro las creencias de las generaciones.

Al mismo tiempo, son los que resuelven los asuntos antiguos para vivir felices. Son valientes, y dan esperanza. Gracias a ellos las siguientes generaciones viven de forma distinta.. Liberados de cosas antiguas que no tienen sentido.

Enfermando el árbol

Eso que callas, genera problemas. En tu vida personal ahora y en la de tu árbol a futuro.

Da igual la emoción que sientas. Evitándola, ignorándola… no la vas a sanar y el problema seguirá allí.

Es tu responsabilidad no hacer enfermar el árbol. Si tu no puedes solo, busca ayuda. Si no quieres hacerlo ahora, esta bien. Pero ten presente que no se va a ir por ignorarlo y que la solución esta en ti.

Aceptando esa emoción que estas ignorando y trasmutándola desde el amor es la forma más sencilla. Claro que decirlo suena fácil.

Sanando el árbol familiar

Hacer tu árbol genealógico es una bonita experiencia. Hablar con los familiares vivos, con aquel que se sabe la historia familiar… y en toda familia hay alguien que se acuerda de todo: nombres, fechas, porque murió, cuantos hij@s tenía, cuantas veces se casó, que se dice de él/ella, que hacía durante el día… seguro que te sorprendes. Sobre todo de las casualidades que acabarás viendo.

Esta labor, personalmente me parece preciosa, saber de donde venimos. Porque aveces sabemos más de la vida de un famoso, un político o un personaje histórico que de la vida de nuestros abuelo.

Sin embargo, no necesitas una historia muy exhaustiva para sanar tu árbol. Recuerda que lo vas a sanar es una emoción atrapada. Y es tu propio cuerpo el que te va a mostrar esa emoción.

El cuerpo expresa la emoción bien en forma de enfermedad o de patrón que parece un muro contra el que nos chocamos una y otra vez. Como una idea que tienes en tu mente de la que no puedes deshacerte y que no entiendes que hace ahí, porque no la sientes tuya.

Si llegado este momento crees que necesitas ayuda, existen varias terapias que trabajan con el árbol familiar y otras que trabajan con emociones atrapadas. 😉

Un plato más para cenar

La parte espiritual de esta festividad, como ya hemos dichos, es la de los ancestros. Honrar a todo nuestro linaje. Ser conscientes del árbol de personas que en mayor o menor medida han contribuido a que seamos así. No es necesario ir al cementerio. Un plato para ellos en la mesa es una bonita forma de recordarles.

Esto nos conecta, con quien somos con nuestro árbol.

Feliz día, Feliz vida

 


Propuestas semanales Nexo

Recibe más propuestas semanales como esta en tu buzón.

Gracias por suscribirte

¡Upss! Algo fue mal

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies