Sobreinformación, hábitos

¿ Información o sobreinformación?

 La era de la información  ¿o de la sobreinformación?

Estamos en la era de la información.  Es un hecho. Tenemos toda la información del mundo en nuestro bolsillo. Usamos el ordenador, la tablet, el teléfono para todo. Buscamos tutoriales para reparar o crear algo. Buscamos recetas para probar algo nuevo. El tiempo que hará el martes. Las entradas del concierto o las reservas del viaje…

174 periódicos al día

¿Te has parado a pensar la cantidad de información que procesas al día.?

Te levantas y compruebas el correo, whatsapp, facebook y otras redes sociales.

Durante todo el día, cada vez que escuchas una de las alarmas de las redes, te acercas a comprobar que quiere de ti, el teléfono. A veces lo medio lees, otras lo lees y contestas, dejando con la palabra en la boca a la persona con la que estas hablando, o conversas a dos bandas.

Incluso, existen relojes para avisarte de que el teléfono esta fuera del alcance de tu muñeca.

En  2011, se calculo que recibíamos una media diaria de información de 174 periódicos.

Supongo que ahora, habrá aumentado.

Haz un pequeño ejercicio y rememora, a todos los sitios donde llevas el móvil. Todas las veces que te interrumpe. En que momentos lo usas ¿nada más levantarte?¿comes mirando el móvil ? ¿lo revisas en los semáforos?¿tomándote un piscolabis?  ¿antes de acostarte?

Las ventajas

La cantidad de información disponible sobre determinados temas, nos da sensación de transparencia. Y de tomar decisiones más acertadas.

Las desventajas

 Sobreinformación

Pero, por otro lado, la gran cantidad de información, puede superar nuestros limites de análisis. Aparece la desinformación por exceso de información.  Lo que lleva al estrés, y paradójicamente, al retraso en la toma de decisiones.

Para que os hagáis una idea. En una encuesta reciente, cerca de la mitad de los encuestados dijeron que se sienten sobresaturados por tanta información. Al 90% les gustaría que la gente pensará en lo que comparte, y pocos admiten compartir demasiado.  Encuesta realizada en 8874 personas entre adultos y adolescentes.

 Síndrome de fatiga informativa

Definido como fatiga o cansancio que produce manejar cantidades excesivas de datos, y suele ir acompañado de síntomas como:

  • Dolor de estómago,
  • Perdidas de visión
  • Dificultad para prestar atención
  • Ansiedad.
  • Problemas a la hora de dormir
  • Una fatiga mental que no parece resolverse ni siquiera con muchas noches de sueño.

En resumidas cuentas, la avalancha de datos nos puede desbordar. Y agotarnos, física y mentalmente.

Desconectados de nuestros objetivos

Al igual que pasa con la televisión, nuestro tiempo libre es reemplazado con contenido y distracción. Sin permitirnos pensar en que objetivos queremos alcanzar a corto, medio y largo plazo.  Sin permitir a nuestra mente vagabundear para alcanzar una solución distinta a los problemas del día a día.

Sensación de que no tenemos tiempo

La tecnología te conecta a los asuntos pendientes. La lista de cosas por hacer se vuelve interminable. Y no hacemos más que apuntar cosas.  😉

Deja de apuntar y hazlas

Piensa que la tecnología te conecta a los  asuntos pendientes, parece que no hay tiempo que perder

Seleccionando la informacion adecuada

 Así que para evitar la sobreinformación, se imponte aprendera seleccionar la información de las redes. Aquí, en las redes no podemos vagabundear porque todo lo que vagabundees, es exceso de información.

Normalmente, sí trabajas con internet: revisas el email, las redes sociales, conocer el mercado y, aprender cosas nuevas. ¿y qué hacemos?

Consejos:

  • Revisa tus suscripciones, igual te diste de alta en determinadas cosas y ahora ya no te interesa.  Lo mismo con las redes sociales.
  • Crea una rutina. Si ves que empiezas silenciando un grupo, que no lo lees, y que no te aporta… salte. Que no vas leyendo sus correos, desuscribete. A veces te suscribes a un canal, y la afinidad es 100%. Poco a poco , vas viendo que cada vez sientes menos afinidad. Eso pasa, porque quizá has aprendido todo lo que necesitabas de ese canal. O la persona que lo ha escrito ha ido cambiando de interese, y no son los mismo que los tuyos.
  • Crea una carpeta en la barra de marcadores (o donde más te guste) con aquellas personas que te parecen interesantes. Así tendrás acceso a  ella rápido.
  • Antes de entrar en internet a buscar, define lo que buscas.
  • Ponte un horario para revisar los correos electrónicos y las redes sociales. La tecnología te conecta a asuntos pendientes.  A partir de determinada hora ( 3 horas) antes de dormir, no te conectes.
  • Haz nada a menudo para desconectarte

y tú ¿tienes algún truco para evitar la sobreinformación?

Anímate, y comparte.

 

Respira para vivir, no sobrevivir
la vida

Recibe frases como esta en tu correo, así como información de eventos de esta web.

Gracias por suscribirte

¡Upss! Algo fue mal

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies