fbpx
baños de sol

Baños de sol

Baños de sol

Darse baños de sol es una de las cosas más saludables que puedes hacer. Piensalo…

El sol, con todos esos planetas girando a su alrededor y dependiendo de él, todavía puede madurar un racimo de uva como si no tuviera otra cosa que en el universo que hacer.  Galileo Galiei

Un bebé, la cosas más pequeña y delicada del mundo. Y lo primero que te dicen es que por favor le saques a que le de un poquito el sol porque si no, tendrá ictericia  o raquitismo (se pondrá amarillo o tendra huesos débiles, por falta de vitamina D)

Y estos dos, son solo dos ejemplos de la importancia del sol en nuestra vida.  

Toda la comida de la que disfrutas en tu mesa y la que guardas en la nevera ha pasado por las manos del sol. Toda la vida de este planeta depende del sol.

Y yo me pregunto ¿Cómo algo que nos da la vida y que cuida tan amorosamente de nosotros nos puede hacer tanto daño?

La respuesta es muy sencilla. El mal uso. El desequilibrio.

Un baño de sol equilibrado

Salir a pasear, exponer brazos y cara y hacerlo cuidadosamente.

Empezar por cinco minutos e ir incrementando el tiempo. Y hacerlo no solo en verano. Sino todo el año.

El principal beneficio de los baños de sol es el de la sintesis de la vit. D3, del que hablaremos más adelante.

Otros efectos saludables de la luz del sol son el favorecer una buena circulación sanguínea, aumentando las defensas del organismo y estimulando un efecto tonificante en caso de depresión.

Como bañarse en el sol

En España, en verano, una exposición de unos 5-10 min al sol, dos o tres veces por semana, si eres de piel clara y más tiempo si tu piel es más oscura, bastarían para asegurarnos los “depósitos de vit. d3” sobre todo en verano. Sería necesario algo más de tiempo en invierno.

Lo que es necesario es sobre todo escuchar a la piel. Si te empieza a «picar» «quejarse» la piel se acabó la exposición al sol ese día.

Y esto que has leído es mi experiencia. Salgo a pasear con mis dos perritas todos los días. En primavera, ya voy llevando pantalones cortos… pero siempre hay un día que lo noto. Noto que a pesar de exponerme  regularmente al sol, la piel se queja.

Reconcíliate con el sol

Si piensas que algo te sienta mal, como no podía ser de otra forma, te sentará mal.

Así que cuando te expongas al sol, de forma cuidadosa habla con tu piel. Dile:

“Se que la luz solar es buena para ti y para mi. Se que a veces nos hemos expuesto demasiado al sol, ahora voy hacer todo el esfuerzo en aprender a escuchar tus señales para no tomar demasiado sol”.

“Gracias al sol, florecen todas las plantas y seres vivos del planeta”. “Gracias sol por cuidar de nosotros”

O cualquier cosa bonita que se te ocurra.

Baños de sol  beneficios y riesgos.

Uno de los beneficios de los baños de sol es reducir el cáncer, gracias a la síntesis de la vit D3.

Uno de los riesgos de tomar el sol en exceso es quemarse lo que puede dañar el ADN celular y desembocar en cáncer.

Lo que no se puede hacer

Lo que no se puede hacer es estar encerrado en la oficina durante todo el año. Y justo, en pleno verano nos vamos a la playa y nos ponemos debajo del sol, durante horas. Así es normal que nos pongamos como cangrejos.

Dependiendo del mes en el que estés evita estar de 12 a 5 debajo del sol, sobre todo si durante el resto del año no has tomado el sol. Y esto lo dicen hasta las noticias…  😉

La mejor protección solar

La mejor protección solar es una exposición equilibrada al sol, como hemos mencionado arriba.

Sin embargo hay momentos en los que estamos debajo del sol, demasiado tiempo,  para esos momentos te recomiendo:

Ropa técnica con protección. Al principio era para los surfistas australianos, ahora encuentras camisetas para el agua (que por cierto se secan mejor que los bañadores), sombreros, sombrillas…. Yo llevo un paraguas. 😉

Cremas solares

Las cremas solares no son la solución. Sobre todo las químicas. Ya que es precisamente durante la exposición al sol cuando más volátiles son los compuestos químicos.

Algunos bloqueadores químicos al sol incluso generan radicales libres y fotosensibilización. Y eso es el caso de los siguientes compuestos: octocrileno, metoxicinamato de octilo/ Octinoxato, benzofenona-3/oxibenfenona, benzofenona-4/ suisobbenzona, OMC/metoxicinamato octilo, avobenzona.

Otras  causan estragos en el sistema inmunológico, dañan el hígado o el corazón. Algunos promueven el cáncer.  Curioso algo que te aplicas en la piel para protegerte del cáncer, lo promueve…

¿Y porque promueven el cáncer? Porque evitan la síntesis de los rayos del sol necesarios para que la Vitamina D3 se produzca naturalmente en el cuerpo.  Y por esta razón, es necesario darse cuidadosos baños de sol.

Finalmente dañan el medio ambiente al disolverse el resto en el agua, en el supuesto que te bañes.

A tí te toca conseguir ese equilibrio, para ti y los tuyos. Entre sol, verano, playa, piscina.

La Vitamina D3

La verdad es que no tengo claro que la vitamina D3 sea una vitamina, ya que si lo fuera se podría obtener de los alimentos.

Se menciona que puede que sea un sistema hormonal relacionado con la hormona principal del metabolismo óseo y mineral, como es la parathormona (PTH).

El caso es que, atención, para que nuestro cuerpo sintetice la D3 se necesita la luz del sol. Sí o si.

Déficit de Vit D3

La vitamina D3 está ligada sobre todo a los procesos fisiológicos como, por ejemplo, en la absorción y el mantenimiento de los niveles de calcio en los huesos. Por  ello un déficit mantenido de vit D3 puede aumentar el riesgo de osteoporosis y fracturas óseas. La falta mantenida, según casos, puede producir cansancio, dolor o debilidad muscular.

Diferentes estudios ligan la falta de esta vitamina al cáncer. La vit D3 ayuda al cuerpo a luchar contra el cáncer ya que mejora la absorción de calcio, induce la diferenciación celular, aumenta la apoptosis (muerte celular programada) reduce metastasis, y angiogenesis.

Más estudios. Investigadores en Bélgica han demostrado por primera vez que la vit D3 reduce la proteína reactiva (PCR). Esta es un marcador de la inflamación en el cuerpo. La inflamación crónica es considerada factor de riesgo para la enfermedad coronaria, diabetes y cáncer.

Otro grupo de estudios liga la falta de vit. D3 a la diabetes, osteoporosis, artritis reumatoide, enfermedad inflamatoria intestinal, esclerosis múltiple y autismo

Finalmente el último estudio y uno de los que más curioso me parece en una época en la que han demonizado la exposición al sol

¿Porque los que practican el baño de sol viven más que los que no?  

 


Propuestas semanales Nexo

Recibe más propuestas semanales como esta en tu buzón.

Gracias por suscribirte

¡Upss! Algo fue mal

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies